lunes, 16 de abril de 2012

DE OFICIO NOMBRADOR


El nombre de las cosas. Editorial Conecta.


                                                                                    
 ¡Inteligencia, dame
el nombre exacto de las cosas!
… Que mi palabra sea
la cosa misma,
creada por mi alma nuevamente.
Que por mí vayan todos
los que no las conocen, a las cosas;
que por mí vayan todos
los que ya las olvidan, a las cosas;
que por mí vayan todos
los mismos que las aman, a las cosas…
¡Inteligencia, dame
el nombre exacto, y tuyo,
y suyo, y mío, de las cosas!

          Juan Ramón Jiménez, Eternidades

                                                                 

Hace pocos días Toni Garrido entrevistaba en Asuntos propios a Fernando Beltrán (Oviedo, 1956), un poeta con una larga trayectoria en el mundo de la publicidad, con motivo de la publicación del libro "El nombre de las cosas". Este título tan sugerente enlaza con el oficio de su autor, nombrador, ya que eso es precisamente lo que hace: encontrar el nombre adecuado para un producto, empresa o proyecto.

Su profesión, en un mundo sumido en una constante crisis, nos desvela el valor de la palabra, al igual que ya hiciera Juan Ramón Jiménez en el famoso poema de Eternidades. En su carrera publicitaria acumula exitosos hallazgos como "Amena", "Faunia", "La Casa Encendida", "Solaz" o el reciente "Ratreator", a partir de una constante búsqueda del nombre natural, del que ya tiene y hay que descubrir, puesto que, como confiesa nuestro protagonista "el poeta es la comadrona que ayuda a crear".

Si queréis una análisis más detallado del libro entrad AQUÍ y si sentís curiosidad por adentraros en sus páginas os lo enlazo con esta imagen:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada