lunes, 24 de septiembre de 2012

LIBROS CON FECHA DE CADUCIDAD

Para que los libros no tengan que esperar para ser leídos, la editorial independiente argentina Eterna Cadencia ha lanzado un original proyecto denominado ‘El libro que no puede esperar’. El texto desaparece a los 60 días de ser abierto. Los libros están sellados pero cuando el futuro lector quita el envoltorio y las hojas entran en contacto con el aire, la tinta comienza a desaparecer. En ese momento empieza la cuenta atrás y el lector tiene solo sesenta días para leer la obra antes de que las hojas se queden en blanco. La editorial emprendió este proyecto para ayudar a nuevos y jóvenes autores, para los cuales es bastante difícil abrirse camino en el mundo literario y encontrar lectores. Sin embargo, el libro ya ha sido todo un éxito y Eterna Cadencia planifica lanzar una nueva tirada con nuevos escritores. Además los lectores están fascinados con la idea, dado que la fecha de caducidad de un libro los obliga a leer más rápido y a no dejar la lectura para otro momento más favorable. La única desventaja es que con las letras desaparece también la posibilidad de volver a disfrutarlo.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/cultura/view/48817-El-libro-que-no-puede-esperar-Un-libro-que-se-queda-en-blanco


Los libros están sellados pero cuando el futuro lector quita el envoltorio y las hojas entran en contacto con el aire, la tinta comienza a desaparecer. En ese momento empieza la cuenta atrás y el lector tiene solo sesenta días para leer la obra antes de que las hojas se queden en blanco. La editorial emprendió este proyecto para ayudar a nuevos y jóvenes autores, para los cuales es bastante difícil abrirse camino en el mundo literario y encontrar lectores. Sin embargo, el libro ya ha sido todo un éxito y Eterna Cadencia planifica lanzar una nueva tirada con nuevos escritores. Además los lectores están fascinados con la idea, dado que la fecha de caducidad de un libro los obliga a leer más rápido y a no dejar la lectura para otro momento más favorable. La única desventaja es que con las letras desaparece también la posibilidad de volver a disfrutarlo.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/cultura/view/48817-El-libro-que-no-puede-esperar-Un-libro-que-se-queda-en-blanco
Este verano la editorial Argentina Eterna Cadencia y la agencia publicitaria Drafffcb lanzaron un llamativo proyecto denominado "El libro que no puede esperar", que se plasmó en una antología de nuevos autores latinoamericanos titulada “El futuro no es nuestro”.

La idea de esta campaña se basa en un libro cuya tinta empieza a desaparecer a los dos meses de quitarle su envoltorio, ya que se vende en bolsas completamente selladas. La tinta, debido a un proceso químico, al entrar en contacto con la luz y el aire sufre una degradación paulatina cuyo resultado final a los 60 días es un libro con las páginas en blanco.

El libro "mágico" en su envoltorio original

El objetivo de este trabajo, tal como asegura la editorial, es recuperar la atención de los lectores hacia el libro impreso, reivindicar a los libreros y a las librerías como espacios públicos de compañía e intercambio que no deben perderse, y promover la carrera de los nuevos escritores a través de esta lectura de carácter urgente.

Por otra parte la agencia publicitaria Drafffcb recibió el pasado 21 de junio dos estatuillas del León de Oro del Festival Internacional de Cannes en reconocimiento a la forma de elaborar la idea.

Estemos de acuerdo o no con esta iniciativa, al menos resulta una forma curiosa de incentivar la lectura (¿o es quizás la venta?).

 Visto en: arturogoga.com y actualidad.rt.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada