lunes, 21 de febrero de 2011

EL SABUESO DE LOS BASKERVILLE EN POP-UP

Portada del cómic en pop-up

Cuando un misterioso hombre, acompañado de su perro, irrumpe en el mítico domicilio de Baker Street para plantear un enigma, ni Holmes ni el Dr. Watson imaginan las intrigantes aventuras que tendrán que superar al aceptar el reto: desenmascarar el viejo maleficio que asola a la familia de los Baskerville. ¿Existirá, realmente, un animal sobrenatural y despiadado que haya asesinado a varios miembros del mismo clan? Y, sobre todo, ¿conseguirán evitar que el último de los herederos de la prestigiosa estirpe corra la misma suerte?

De esta forma nos presentaba el pasado mes de diciembre la editorial SM, dentro de su colección “Novela Gráfica. Clásicos en Pop-Up”, El sabueso de los Baskerville. El guión de Claire Bampton, las ilustraciones de Anthony Willimas y los despegables de David Hawcock dan lugar en tan solo 14 páginas a esta adaptación del clásico de la novela policiaca.

Así nos encontraremos con la “vista aérea” de los aposentos de Baker Street; la espectacular aparición del sabueso encaramado en lo alto de una peña que se desdobla “por etapas”; el carruaje (caballo y riendas incluidos) en el que Stapleton escapa por Londres; el imponente Baskerville Hall; la aparición nocturna de Holmes; el rencuentro de Holmes y Watson (donde se juega hábilmente con una lengüeta: al tirar el lector de ella, Watson desenfunda su revólver y se abre la puerta que oculta al detective; y, claro, para la página final, una espectacular cara del sabueso cuyas fauces se abren hacia el lector a medida que se despliega la página.

Además el interesado en las obras de Conan Doyle puede consultar el boletín 17 del Servicio de Orientación de Lectura (S.O.L), dedicado a la figura del escritor con una extensa selección de su producción literaria.

Y si lo nuestro es el cómic, también en pop-up, no dejemos de acercarnos a otras versiones de los mismos autores antes citados ahora en los clásicos de la literatura de terror como Drácula y Frankenstein.












Fuente: belakarloff221b


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada