jueves, 7 de octubre de 2010

OTRO NOBEL PARA NUESTRA LENGUA


Todos los años entraba el nombre de Mario Vargas Llosa en las quinielas del Premio Nobel de Literatura, pero no ha sido hasta este 7 de octubre cuando se ha producido la comunicación que todos los lectores de su obra esperábamos.

La noticia le llegó a las 5.30 de la mañana cuando releía El reino de este mundo de Alejo Carpentier para preparar una clase en la Universidad de Pricenton donde este semestre ejerce como profesor invitado. Aunque al principio creyó que se trataba de una broma, más tarde una segunda llamada del secretario de la Academia Sueca le confirmó que era el Premio Nobel del 2010 "por su cartografía de las estructuras del poder y sus mordaces imágenes sobre la resistencia, la revuelta y la derrota individual".




El próximo 10 de diciembre recibirá el premio (dotado con 10 millones de coronas suecas, 1,1 millones de euros) de manos del rey de Suecia en el auditorio de Estocolmo. Antes, la editorial Alfaguara publicará su nuevo libro, El sueño del celta (Alfaguara), un apasionante relato novelesco sobre un personaje histórico, Roger Casement (1864-1916), que indagó la brutalidad del Gobierno de Leopoldo II de Bélgica durante la colonización del Congo y la violencia contra los recolectores de caucho en el Amazonas.

Fuente: El País

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada